毛片网页

    1. <form id=xfZehfSfe><nobr id=xfZehfSfe></nobr></form>
      <address id=xfZehfSfe><nobr id=xfZehfSfe><nobr id=xfZehfSfe></nobr></nobr></address>

      CARTA ABIERTA

      a todas las fraternidades de la Orden
      por parte de los hermanos
      reunidos en el 202? Capítulo General Ordinario 2019

        

      Comen?ce?mos, her?ma?nos, a ser?vir al Se?or Dios,
      pues esca?so es o poco lo que hemos ade?lan?ta?do.” (1Cel 103: FF 500)

       

      Noso?tros, her?ma?nos con?vo?ca?dos en el 202? Capí?tu?lo gene?ral ordi?na?rio, desea?mos com?par?tir con uste?des, que?ri?dos her?ma?nos, la bella y sig?ni?fi?ca?ti?va expe?rien?cia vivi?da duran?te estos días de fra?ter?ni?dad.

      Somos 130 her?ma?nos en repre?sen?ta?ción de todos los paí?ses don?de la Orden está pre?sen?te. De entre noso?tros, 96 son voca?les, 13 oyen?tes; otros her?ma?nos, no pocos, se ocu?pan de la secre?ta?ría como tra?duc?to?res, intér?pre?tes, ani?ma?do?res litúr?gi?cos…: a todos ellos nues?tro agra?de?ci?mien?to por los muchos e indis?pen?sa?bles ser?vi?cios, ofre?ci?dos con labo?rio?sa sen?ci?llez.

      Nos hemos reuni?do el 18 de mayo en Asís, en el Sacro Con?ven?to, cuna y cora?zón de nues?tra Orden. Los días que ahí pasa?mos jun?to a la tum?ba del será?fi?co padre san Fran?cis?co, han sido pre?pa?ra?dos y entre?te?ji?dos con algu?nos fuer?tes momen?tos de ora?ción y refle?xión. Por nom?brar uno, recor?da?mos el reti?ro teni?do por el Car?de?nal Luis Anto?nio Tagle y la Misa solem?ne pre?si?di?da por el Obis?po de Asís, Mons. Dome?ni?co Sorren?tino, en la fies?ta de la Dedi?ca?ción de la Basí?li?ca de San Fran?cis?co. ?Y cómo no men?cio?nar la ora?ción con los ‘nue?vos san?tos’ vin?cu?la?dos a nues?tra Orden y reco?no?ci?dos por la Igle?sia, así como los sen?ci?llos momen?tos de ora?ción per?so?nal ante la tum?ba de nues?tro padre San Fran?cis?co?

      Estos pri?me?ros días se han carac?te?ri?za?do por la veri?fi?ca?ción del últi?mo sexe?nio. Nume?ro?sas han sido las intere?san?tes rela?cio?nes pre?sen?ta?das en aula. Cier?ta?men?te, la que mayor?men?te ha lla?ma?do nues?tra aten?ción y refle?xión, ha sido la rela?ción ofre?ci?da por el ex Minis?tro gene?ral Fray Mar?co Tas?ca, ela?bo?ra?da con la con?tri?bu?ción de todo su Defi?ni?to?rio. A Fray Mar?co ya le hemos mani?fes?ta?do y le reite?ra?mos nues?tro más sen?ti?do agra?de?ci?mien?to y apre?cio.

      El 25 de mayo, los her?ma?nos capi?tu?la?res se han reuni?do, con gran ale?gría, para la elec?ción del nue?vo Minis?tro gene?ral. Des?pués de la invo?ca?ción al Espí?ri?tu San?to, las puer?tas del aula se cerra?ron y los her?ma?nos, con fe y tre?pi?da?ción, han ele?gi?do a Fray Car?los Alber?to Tro?va?re?lli como 120? Minis?tro gene?ral de los Her?ma?nos Meno?res Con?ven?tua?les. Des?pués de la elec?ción, todos los reli?gio?sos pre?sen?tes en el Sacro Con?ven?to, capi?tu?la?res y muchos otros her?ma?nos, han mar?cha?do en pro?ce?sión hacia la tum?ba de San Fran?cis?co para el jura?men?to del nue?vo Minis?tro y para un momen?to de inten?sa y fra?ter?na ora?ción. Para muchos de noso?tros, pro?ve?nien?tes de muchos paí?ses y de diver?sas cul?tu?ras, ha sido con?mo?ve?dor sen?tir?nos her?ma?nos cer?ca de la tum?ba del Pobre?ci?llo de Asís: saber?nos fami?lia y per?te?ne?cien?tes a una úni?ca Orden. El lunes 27 de mayo con?ti?nua?mos con la pre?sen?ta?ción y vota?ción del Vica?rio gene?ral, del Secre?ta?rio gene?ral y de los otros sie?te defi?ni?do?res y asis?ten?tes para cada Fede?ra?ción.

      Con el gobierno de la Orden al com?ple?to dimos por con?clui?da nues?tra per?ma?nen?cia en Asís, tras?la?dán?do?nos a Colle?va?len?za, a la Casa del Pere?grino, edi?fi?ca?da jun?to al San?tua?rio del Amor Mise?ri?cor?dio?so. En este con?tex?to de ale?gría y fra?ter?ni?dad, reco?gi?dos en medio de la belle?za de las coli?nas de Umbría, hemos podi?do refle?xio?nar y dis?cer?nir sobre algu?nos temas fun?da?men?ta?les de nues?tra vida de fra?ter?ni?dad y apos?to?la?do.

      Antes que nada, que?re?mos evi?den?ciar y com?par?tir con uste?des, que?ri?dos her?ma?nos, la dimen?sión de la fra?ter?ni?dad: el estu?dio y la apro?ba?ción de los nue?vos Esta?tu?tos Gene?ra?les, la refle?xión y dis?cu?sión sobre el Dis?ci?pu?la?do Fran?cis?cano, la Ratio Stu?dio?rum y otras mocio?nes, no siem?pre ha sido fácil. Muchas veces, en el aula han sur?gi?do dis?cu?sio?nes y diver?si?dad de opi?nio?nes, pero, con una bue?na escu?cha recí?pro?ca y un aten?to diá?lo?go, la diver?si?dad se ha trans?for?ma?do en una oca?sión de cre?ci?mien?to y de uni?dad fra?ter?na. Hemos podi?do expe?ri?men?tar en car?ne pro?pia la ale?gría y la belle?za de la fra?ter?ni?dad al eri?gir por acla?ma?ción dos nue?vas Pro?vin?cias: Kenia e Indo?ne?sia. Duran?te varios minu?tos, los her?ma?nos reuni?dos en la sala capi?tu?lar han aplau?di?do y exul?ta?do: algu?nos tenían los ojos hume?de?ci?dos por la emo?ción; otros, con voz que?bra?da y ale?gre, se abra?za?ban y se feli?ci?ta?ban mutua?men?te. La ale?gría y la belle?za del estar jun?tos se ha mani?fes?ta?do visi?ble?men?te en los fes?te?jos pre?pa?ra?dos por nues?tros her?ma?nos kenia?nos e indo?ne?sios, así como en las bellas pere?gri?na?cio?nes a Cor?to?na y a la Basí?li?ca de San Anto?nio el día de su fies?ta, en los paseos a Peru?gia y Arez?zo: ha sido her?mo?so tor?nar a las raí?ces de nues?tra Orden, expe?ri?men?tan?do la sen?ci?llez de la bien?ve?ni?da y la aco?gi?da, así como la ale?gría de la voca?ción.

      Otro tema que que?re?mos com?par?tir con uste?des, que?ri?dos her?ma?nos de todo el mun?do, es el de la misión. Duran?te varias horas, en la sala capi?tu?lar y en momen?tos de fra?ter?ni?dad (refec?to?rio, pasi?llos y tiem?po libre) hemos pro?fun?di?za?do y dis?cu?ti?do sobre cómo pode?mos ser fran?cis?ca?na?men?te sig?ni?fi?ca?ti?vos en nues?tras fra?ter?ni?da?des: tan?to en la misión ad gen?tes como en la nue?va evan?ge?li?za?ción. Tam?bién hemos bus?ca?do pre?sen?tar nue?vas pro?pues?tas acer?ca de la cola?bo?ra?ción con los lai?cos y sobre eco?lo?gía, ade?más de afron?tar varias pro?ble?má?ti?cas a la luz de los sig?nos de los tiem?pos. Nues?tra aten?ción tam?bién se ha cen?tra?do en la pas?to?ral juve?nil, en el dis?cer?ni?mien?to voca?cio?nal y en las cri?sis de los reli?gio?sos: ?cómo no refe?rir –no sin tris?te?za- las sali?das de la Orden de muchos her?ma?nos? Todos estos pun?tos cons?ti?tu?yen para noso?tros otros tan?tos desafíos. Pero esta?mos cier?tos que, en este momen?to espe?cí?fi?co de tur?ba?mien?to para la socie?dad, la Igle?sia y nues?tra Orden, la espe?ran?za que hemos pues?to en Dios no que?da?rá defrau?da?da. Si nos preo?cu?pa?mos por rea?li?zar una for?ma?ción más esme?ra?da, una vida espi?ri?tual inten?sa y radi?cal, sin dejar de pres?tar aten?ción a la per?so?na, sere?mos ben?de?ci?dos y sos?te?ni?dos para poder vivir la voca?ción como una dona?ción a Dios y a los her?ma?nos, para poder supe?rar o trans?for?mar los momen?tos de cri?sis, can?san?cio y extra?vío de sig?ni?fi?ca?do.

      Ter?mi?nan?do este Capí?tu?lo gene?ral ordi?na?rio pode?mos decir que, a pesar de nues?tra diver?si?dad y nues?tras difi?cul?ta?des, regre?sa?mos a nues?tras comu?ni?da?des lle?nos de con?fian?za. Jun?to con uste?des –y con la ayu?da de la Vir?gen María y de nues?tros ama?dos san?tos, bea?tos y vene?ra?bles fran?cis?ca?nos- sere?mos capa?ces de reno?var las fuer?zas, la espe?ran?za y el valor para seguir a Jesús a tra?vés de nues?tro caris?ma fran?cis?cano. De este modo, como al Se?or le agra?da, logra?re?mos ser un signo de recon?ci?lia?ción: en armo?nía con toda la crea?ción, desea?mos lle?var la paz a muchos her?ma?nos y her?ma?nas que viven a nues?tro lado, sobre todo a cuan?tos expe?ri?men?tan la pobre?za en las peri?fe?rias del mun?do.

      Por últi?mo, que?re?mos decir?les que, duran?te esta asam?blea capi?tu?lar -sin lugar a dudas-, hemos adver?ti?do la fuer?za de la ora?ción ince?san?te y sin?ce?ra, que como ver?da?de?ros her?ma?nos uste?des han ele?va?do a Dios tam?bién en favor nues?tro. ?Se los agra?de?ce?mos mucho! Y tam?bién esta?mos agra?de?ci?dos con uste?des por la con?fian?za que han pues?to en noso?tros.

      Agra?de?ce?mos a Dios por todo el bien del cual nos hace des?ti?na?ta?rios y tes?ti?gos. Enco?men?da?mos al Espí?ri?tu San?to el ser?vi?cio que el nue?vo Gobierno está lla?ma?do a ofre?cer a toda la Orden. Rogan?do a Dios por ellos, pedi?mos humil?de?men?te a San Fran?cis?co su ben?di?ción para todos:

       

      ?El Se?or te ben?di?ga y te guar?de;
      te mues?tre su faz y ten?ga mise?ri?cor?dia de ti.
      Vuel?va su ros?tro a ti y te dé la paz.
      El Se?or te ben?di?ga…? (BenL 1–2; FF 262).

      Colle?va?len?za, 16 de junio 2019.
      Los her?ma?nos del CCII Capí?tu?lo Gene?ral Ordi?na?rio.

      HoMEmenuCopyrights 2015.All rights reserved.More welcome - Collect from power by english Blok number sss85786789633111 Copyright